Etiquetas

viernes, 30 de marzo de 2007

Museo "Torres Quevedo"

Museo "Torres Quevedo"


Colección de máquinas e ingenios diseñados y producidos por el ingeniero Leonardo Torres Quevedo (1852-1936), entre los que destacan el 'jugador de ajedrez' y el 'telekino'. Estas máquinas figuran entre los precedentes del cálculo numérico, el control remoto y la telemática.

La Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Caminos alberga en su seno una colección de máquinas e instrumentos pertenecientes al ingeniero Leonardo Torres Quevedo (1852-1936). La colección consta tanto del material utilizado por Torres Quevedo en sus investigaciones y desarrollos técnicos, como algunos prototipos de sus ingenios electromecánicos. Junto a estos aparatos se muestran planos y esquemas originales que explican el funcionamiento de los artificios expuestos. El fondo del Museo lo integran máquinas matemáticas de carácter analógico, los prototipos de ajedrecistas y algunas maquetas, entre ellas la del trasbordador instalado sobre las cataratas del Niágara.

http://www.upm.es/institucional/UPM/MuseosUPM/MuseoTorresQuevedo




.

Calendario

tiempo

PENSIONAZO

Cuidado con las redes sociales y el móvil !!!!!!!!!!!!!!!!

—Mamá, si algún día dependiera de una máquina para vivir, apágala.
—Si eso es lo que quieres…
—¡Pero qué haces mamá!
-¡ El móvil no!

Las cosas que usamos ...

Las cosas que usamos ...

RAP Contra el racismo

http://www.rapcontraelracismo.es/

La importancia de aprender INGLÉS


Discurso original:
https://youtu.be/6LLSDn3_TfE

La fábula del Colibrí

La fábula del Colibrí

Escrito por: Javier Sánchez. el 05 Jun 2012

Aquel día hubo un gran incendio en la selva. Todos los animales huían despavoridos. En mitad de la confusión, un pequeño colibrí empezó a andar en dirección contraria a todos los demás. Los leones, las jirafas, los elefantes... todos miraban al colibrí asombrados, pensando qué demonios hacía yendo hacia el fuego. Hasta que uno de los animales, por fín, le preguntó: "¿Dónde vas? ¿Estás loco? Tenemos que huir del fuego". El colibrí le contestó: "En medio de la selva hay un lago, recogeré un poco de agua con mi pico y ayudaré a apagar el incendio". Asombrado, el otro animal sólo pudo decirle "Estás loco, no va a servir para nada. Tú sólo no podrás apagarlo".
Y el colibrí, seguro de sí mismo, respondió:
"Es posible, pero yo estoy haciendo mi parte."

ETICOM

ETICOM
Cooperativa de consumidores de telefonía e internet

Páginas vistas en total